Campaña 2015

Campaña 2015: En España, Nacimientos sin Violencia




Frederick Leboyer, hace casi 40 años  empezó a dar la voz de alarma sobre el sufrimiento que infringíamos en los bebés en sus nacimientos:

Desde entonces, muchos expertos entre los que figuran: Wilhelm Reich, Michel Odent, David Chamberlain, Thomas R. Verny, han ido alertándonos de que el nacimiento deja unas huellas imborrables en nosotros. Desde la Plataforma pro Derechos del Nacimiento, queremos este año rendir nuestro homenaje a Frederick Leboyer y a tantas personas que nos han puesto en alerta de lo que estamos haciendo mal, dándonos la oportunidad de rectificarlo. Desde los confines de la historia, la reproducción ha sido lo que la naturaleza ha utilizado para conseguir que la vida siga adelante. La naturaleza, nunca habría hecho difícil algo imprescindible para la supervivencia de la especie. Reproducirse, es un acto exquisitamente diseñando y programado en todas las especies. Entonces, ¿qué ha pasado? ¿En qué hemos convertido un acto fisiológico (igual que el resto de nuestros procesos), para que en esta época y en esta cultura creamos que nacer y parir es un peligro de muerte? El resto de los seres que habitan el planeta, ha seguido y siguen (cuando les dejamos) con los mismos  y maravillosos recursos de los que fueron dotados. Nosotros en cambio hacemos de los actos parir y nacer, algo traumático y muchas veces terrorífico. El bebé humano, del primer mundo, se ve en estos momentos al nacer, viviendo una trágica aventura que le marca negativamente para siempre.   Queremos: – Recuperar para nosotros y nuestros hijos, esos nacimientos y partos que nos den seguridad para cuidar de nuestras crías, que nos permitan conservar el poder del que hemos sido dotadas y nos dejen la sensación del trabajo bien hecho. – Enfocarnos en la confianza en la naturaleza y pensar como colectivo en el bien de los bebés y las madres. – Asumir nuestra responsabilidad en ello para poder rectificar nuestros errores. Trabajamos y trabajaremos en post de recuperar para la raza humana “civilizada”  los nacimientos que los bebés necesitan y merecen.   Recuperar la esencia del nacimiento es imprescindible para que la especie se recomponga y viva en un estado de confianza y paz. No podemos esperar una humanidad pacifica si han sufrido violencia en sus nacimientos. Como dice Michel Odent, ”Para cambiar el mundo hay que cambiar la forma de nacer”

* Para ver el blog dedicado al Dia Mundial de los Derechos del Nacimiento y ver  la campaña completa, clicka aqui