Noticias
Inducción forzada

Desde la Plataforma pro Derechos del Nacimiento (PDN), nos manifestamos de acuerdo con la Asociación Dona Llum, en referencia al caso acontecido en el Hospital Parc Sanitari Sant Joan de Déu de Sant Boi de LLobregat, en Barcelona, el pasado día 11 de junio, en el que una mujer fue obligada y escoltada por los mossos de esquadra hasta el hospital, donde se le indujo el parto de su bebé contra su voluntad.

La Plataforma pro Derechos del Nacimiento, manifiesta su rechazo al caso:

La deplorable actuación de las dos ginecólogas que decidieron solicitar la orden, de la jueza que aceptó y dictó la misma, de los mossos que la ejecutaron y el resto de profesionales que se prestaron a llevarla a cabo. La decepcionante dirección del hospital, que una vez pasados los hechos, han negado reiteradamente su actuación, en lugar de asumir responsabilidades. Han negado que haya existido orden judicial, mientras la policía afirmaba que se hizo tal servicio.

Esperamos que los padres, en el momento que puedan (ahora están muy afectados) emprendan acciones legales, ya que son los más perjudicados, pero mientras tanto, desde la PDN, no dejaremos de trabajar e intentar que este caso salga a la luz, se depuren responsabilidades y se tomen las medidas necesarias.

A nosotros lo único que nos mueve es la intención de que este caso no se repita de nuevo. No estamos reivindicando una compensación económica a la familia. Ninguna compensación eliminará el daño psíquico y emocional que le han producido a la familia y sobre todo a la bebé, no es compensable. Por el contrario, lo que pretendemos es que los profesionales dejen de practicar inducciones sistemáticas. Que se tengan en cuenta las consecuencias y el perjuicio que se produce a los bebés y a sus madres/padres.

Desde la PDN, nos hemos comunicado y pedido que intervengan: el Ministerio de Sanidad, el Departament de Salud Materno Infantil de la Generalidad, al Comisionat de Salud del Ajuntanment de Barcelona y al Síndic de Greuges de Catalunya.

A todos ellos les solicitamos que investiguen el caso, tomen medidas pertinentes y nos hagan llegar los resultados.

Al defensor de las personas, en concreto le solicitamos que creen una figura que defienda al bebé en el tránsito de su nacimiento ya que ahora no existe. Que a los bebés sé les tenga en cuenta como individuos que sienten y sufren durante toda su gestación/ nacimiento. La psicología perinatal hace años que demuestra que los babas a los que se les extrae del útero antes de estar preparado, tienen dificultades el resto de su vida para concluir sus proyectos ya que el primero no de dejaron que lo concluyera se quedan con la impresión (entre otras sensaciones), de que sus necesidades no son importantes para nadie. Hay que defenderles no solo de su madre si es drogadicta, fumadora o alcohólica, sino que también hay que hacerlo de todas las actuaciones médicas que les perjudican, aunque muchas personas las den por correctas.

Pedimos:

– A los Estamentos Sanitarios que estén vigilantes, ya que es necesario que los servicios vayan a favor del bienestar de los bebés y las madres.

– A los hospitales que se hagan responsables de lo que pasa en sus instalaciones y con sus profesionales contratados.

– A los profesionales que actúan correctamente, que dejen de obedecer órdenes que saben que no son correctas y dejen de ocultar actuaciones y negligencias de los compañeros que las ejecutan.

– A los padres, que se hagan responsables desde el principio de la vida y el bienestar de sus bebés defendiéndoles ante actuaciones que les perjudiquen.

– Al hospital en cuestión que explique el riesgo que corría la bebé y porque si corría tanto peligro tardaron más de seis horas en ejecutar la inducción.

Felicitamos:

– A la madre, que, aunque no lo consiguió, estaba al lado de su hija intentando defenderla de la agresión.

 – A la Asociación Dona Llum por estar alerta y sacar a la luz el tema.

– A todas las profesionales que se han manifestado.

Deseamos que un caso de esta naturaleza no se repita nunca más

Ángeles Hinojosa

Presidenta